Son dispositivos que absorben energía cuando se les aplica una fuerza. Esta energía puede ser liberada más tarde. Trabajan de diferentes formas: a compresión, a tracción y a torsión.

Tienen aplicaciones muy diversas: máquinas industriales y domésticas, juguetes, relojes, bolígrafos, colchones, pinzas…

Anuncios