Las estructuras son desmontables y ligeras; por ello, se utilizan, por ejemplo, en atracciones infantiles y en hospitales de campaña, construcciones que se pueden transportar e instalar muy rápidamente. El aire del interior de estas estructuras se compirme y tracciona la superficie plástica, consiguiendo volúmenes envolventes. Pueden ser neumática toda la estructura o solo algunos arcos que sostengan telas entre ellos.