Son láminas finas de metal, plástico o materiales compuestos. ofrecen una gran resistencia debido a su curvatura. Se emplean como carcasas en todo tipo de objetos y en cubiertas onduladas. para reforzarlas, se emplean pliegues y dobleces; por ejemplo, el borde de un vaso de plástico, doblado hacia el interior, dificulta que se deforme al beber, mientras que las estrías de un vaso de plástico o las ondulaciones de las chapas de construcción cofieren rigidez a estos objetos.